Bailarina 2018

La calma de un blanco de Madrid

Botella de vino Bailarina 2018Hace un par de añadas entendí que era un vino blanco de Madrid que mantenía una línea similar cada año, lo que es de agradecer y se debe enaltecer. Una línea similar de buena calidad, se entiende. Sin dobleces, repleto de evidencias de su sobresaliente adaptación a cualquier paladar, con una atractiva dosis de finura y frescura. Así, un blanco para todos, de una uva denominada malvar bien adaptada a las viñas de Madrid. Bailarina es perfecto para la hostelería, en lo que se refiere para tomar en cualquier barra de bar o restaurante a un buen precio. Aunque a la hostelería le da casi siempre por servir vinos blancos infames que le cuestan al dueño del negocio un euro menos (aunque sea hasta dos) por botella que vinos blancos notables. Aquí, Bailarina vive de una adecuada intensidad frutal, notas de fruta blanca y tropicales, recuerdos florales, buena acidez. En boca mantiene la misma línea, es sabroso y muy agradable. A grandes rasgos, esa es la cata de una elaboración agraciada, que hemos tenido a nuestra disposición en diferentes momentos de este otoño que termina entre borrascas y vivimos en calma gracias a Bailarina. Un blanco que debe ser conocido y reconocido.

Puntos: 91. Precio: 7 euros. Añada: 2018. Variedad: malvar. Bodega: Finca Herrera. Dirección: Madrid. Tel: 696 799 007. Web: fincaherrera.es