Día 8 de octubre de 2020

Día 8-10-20No se ha detenido la tarde, aunque el cielo parezca quieto, pintado de gamas de grises y algún hueco azul, y sí se detuvo la mañana de catas en el número 33, golpeada poco antes por un corcho que dejó rastro en la copa, la escupidera, los sentidos… También por otros dolores distintos que dejan huella también. Fue un auténtico dolor ese tca, sucedido en un vino de Madrid. Si se sometiese a examen, uno de los mejores que me he encontrado en los últimos años. Catadas muestras de la citada D.O. Vinos de Madrid, más dos de Valdepeñas, que se unieron al segundo capítulo de elaboraciones procedentes de Navarra y Valencia. Vamos avanzando en esta irregular cuarta semana, y mañana, segundo capítulo de Madrid, más Bierzo, creo, y Somontano.