Vidal del Saz Blanco Selección 2018

Un instante de felicidad

Esta es la historia de un vino blanco de La Mancha elaborado con dos variedades de uva (macabeo y chardonnay) unidas con un propósito. Que la gente sea feliz. No esa felicidad constante porque se trataría de alcanzar un inalcanzable, al menos sí un instante de felicidad. Un pequeño momento, al probar el vino, al beberlo y entender que merece la pena. Que es un blanco manchego que posee dos virtudes como equilibrio y bondad. Nacido en Campo de Criptana y de la bodega Vidal del Saz, que tiene como afán “agradar a los apasionados de los vinos con personalidad”. Lo más cierto, debe considerarse que es elaboración sabrosa, con una sensación de acidez tan notable como ajustada en su entorno y que muestra esa personalidad al saber con quién y con quién no debe casar. Lo hace de manera espléndida con unas anchoas, por ejemplo, y detesta ciertos embutidos, por ejemplo. Lo que queda, además, es que no tocará los bolsillos un ápice de más. Vino blanco con un precio venta al público en bodega por debajo de los cuatro euros. Esto es lo que hay. Y todo así es genial.

Puntos: 90. Precio: 3,50-4 euros. Añada: 2018. Variedades: macabeo y chardonnay. Origen: D.O. La Mancha. Bodega: Bodegas del Saz. Dirección: Campo de Criptana (Ciudad Real). Tel: 926 56 24 24. Web: bodegasdelsaz.com